El lunes ya estaremos en otoño… Tras los meses de verano en los que nuestra epidermis ha sufrido todo tipo de agresiones externas, ahora toca cuidarla y devolverle su vitalidad. Siguiendo estos pasos conseguiréis que vuestro cutis se recupere de los signos de fatiga y deshidratación ocasionados durante el verano:

  • Limpieza facial post-vacacional, que hará que vuestra piel pueda comenzar como nueva en esta etapa, además de estar más receptiva para los productos con los que la empecemos a recuperar
  • Hidratar la piel
  • Dedicar tiempo a tu piel, conseguir una piel sana y brillante no es cuestión de un día; debes mimarla cada día
  • Tomar vitamina E, es una de las mejores para el tratamiento de la piel, favoreciendo su oxigenación y acción antioxidante. Puedes encontrarla en el aceite de girasol, las avellanas, las nueces y las almendras

Haciendo esto diariamente no os tomará mucho tiempo, y conseguiréis que vuestro cutis luzca estupendo, tanto en verano como en invierno.